En la Sierra del Oro se encuentra también el Santuario de la Virgen del Oro. Allí se encuentran los restos del beato Filemón y un cuadro de Senén Vila, pintor del siglo XVII. El marco natural que envuelve al santuario permite disfrutar de excelentes vistas del pueblo y del valle.