María José Molina Garrido amadrina las V Jornadas Abarán contra el cáncer

La Junta Local de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) inauguró el pasado sábado las V Jornadas “Abarán contra el cáncer”, que se celebran del 19 al 27 de febrero, con una Gala Lírica que tuvo lugar en el Teatro Cervantes.

Conocer desde dentro la AECC y aumentar el número de asociados es el principal objetivo de estas jornadas, que cuentan con la colaboración del Ayuntamiento de Abarán y que se celebran en apoyo a aquellas personas que diariamente luchan contra esta enfermedad. 

Durante la gala inaugural, la AECC quiso reconocer la labor solidaria, profesional, investigadora y docente de María José Molina Garrido, médico especialista de Oncología en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, donde dirige la Unidad de Cáncer en el Anciano, que ha sido designada este año como madrina de honor.

 

El alcalde de Abarán, Antonio Eugenio Gómez, destacó la dedicación de esta profesional a los enfermos de cáncer “por su labor como médico especialista, docente y miembro de diversos grupos que estudian esta enfermedad”.

Gómez trasladó que “la investigación en el campo de la Oncología conlleva nuevos avances en la lucha contra el cáncer, a los que se suman los descubrimientos técnicos y médicos necesarios para combatirla y la dedicación de todos los especialistas que aúnan sus esfuerzos para contribuir a esta causa”.

Asimismo destacó el apoyo a los enfermos por parte de organismos como la AECC.

Por otra parte, Antonio Eugenio Gómez subrayó “el apoyo de los abaraneros en la lucha contra esta enfermedad” y resaltó  el “esfuerzo, ilusión y entusiasmo que organismos como la Junta Local de la Asociación Española contra el Cáncer depositan en cada una de sus actividades, propuestas que se ven respaldadas por la elevada participación en las actuaciones que durante toda esta semana se llevan a cabo en nuestra localidad, destinadas a la promoción de acciones preventivas y al apoyo a colectivos afectados”, indicó.

Gómez animó a colaborar con la AECC y agradeció su esfuerzo por “trasladarnos su compromiso social en la lucha contra esta enfermedad”.

 

En su discurso de agradecimiento como madrina de las V Jornadas “Abarán contra el cáncer”, María José Molina Garrido calificó las acciones en la lucha contra esta enfermedad como “pequeñas gotas de agua que forman grandes ríos, que al final nos conducirán a un mar y, posteriormente, a un océano de la curación definitiva del cáncer”.

En este camino, la especialista destacó que esas “gotitas” proceden de la investigación y de la Medicina, así como de las instituciones que prestan su apoyo a esta causa: “las investigaciones avanzan y cada vez nos acercamos más y, mientras tanto, en este largo camino de la vida con cáncer, aparecen también entidades y puntos de apoyo que aportan más gotitas de agua”, indicó.

Molina subrayó que una de estas entidades es la AECC: “en Abarán esta asociación es conocida gracias a la difusión de personas desinteresadas como Julia y María Victoria y supone un punto de apoyo muy importante para las personas diagnosticadas de cáncer en nuestro pueblo. Todo ello –continuó- con amabilidad, sinceridad, humildad y el buen hacer desinteresado que caracteriza a todas las personas de la misma”, afirmó.

La madrina de las jornadas se refirió a esta labor como “tarea silenciosa en defensa del amor propio por la vida”.

Entre esas gotitas a las que hizo referencia durante su intervención recordó también  “aquellas que no proporcionan los profesionales ni la ciencia, ni la propia Medicina, sino que proceden de la amiga que nos acompaña a la consulta o de la vecina que nos ayuda con la compra cuando la fuerza no nos acompaña, acciones que como éstas nos acompañarán en este largo camino”, añadió.

“Todos somos muy importantes, tanto el que opera y administra los tratamientos, el que investiga, el que apoya al enfermo, el que le da esperanzas, el que le acompaña; les pido que no decaigan nunca en esta lucha”, concluyó.  

El acto estubo amenizado por la Compañía Lírica Ferrer de Madrid, y la colaboración especial del tenor murciano Juan Gallego, ofreciendo un amplio y exitoso repertorio de Zarzuela, Ópera y Boleros.