Mejoras para la seguridad vial y ampliación de carriles en los accesos a Abarán

El alcalde de Abarán, Antonio Eugenio Gómez, el consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, José Ballesta, y el director general de Carreteras, José Antonio Guijarro, pusieron hoy la primera piedra de la instalación de un nuevo sistema contra desprendimientos para mejorar la seguridad vial en los accesos a la localidad.

Junto a este proyecto se presentó también el de ampliación del primer tramo de la carretera de acceso a Abarán, que pasará de contar con un carril en cada sentido a disponer de dos.  

Antonio Eugenio Gómez señaló que “se trata de infraestructuras necesarias para nuestro pueblo que reportarán beneficios a los abaraneros, sobre todo porque ambos proyectos se complementan; por una parte, se refuerza la seguridad vial para evitar desprendimientos de los taludes y, por otra, se llevará a cabo la ampliación de viales que conlleva una mejora en la zona con la adecuación de aceras y aparcamientos, elementos de jardinería y señalización vial”.

Con respecto a las obras iniciadas hoy, el consejero subrayó que “con esta actuación se evitará la caída de piedras y el arrastre de elementos a la calzada por lluvias o viento, lo que garantizará  una mayor seguridad en esta vía que registra cinco millones de desplazamientos al año. Además, se trata de una zona próxima al núcleo de población y por la que hay tránsito de peatones, que también se beneficiarán de este incremento en la seguridad”.

Ballesta apuntó esta actuación cumple “un doble objetivo que es aumentar la seguridad vial de los abaraneros en la entrada al pueblo y aumentar el confort y la eficacia en las entradas y salidas del municipio”.

El consejero destacó que “se van a  asegurar los taludes de entrada a Abarán castigados por la erosión y en los que existe cierto peligro de desprendimiento; con los sistemas de protección y mediante barreras y redes se asegurará que no ocurra ninguna desgracia en esta carretera”.

Estas obras se llevarán a cabo en la carretera RM- 513, que da acceso a la población desde la autovía Cartagena- Albacete (A-30), y cuentan con una financiación autonómica de 258. 432 euros.

En concreto, se va a proceder a la colocación de siete mallas metálicas, de entre cuatro y cinco metros de altura, y una red de cable de acero de protección de 200 metros cuadrados. “Debido a la envergadura de los elementos de protección, se utilizarán grúas para la colocación de las mallas metálicas en aquellos puntos en los que la dificultad de acceso sea mayor”, explicó José Ballesta.

El responsable autonómico matizó que “la instalación de estos elementos de seguridad evitará que se produzcan imprevistos ante la erosión de la ladera, reforzando la seguridad de los accesos al municipio y de manera inmediata se va a iniciar el desdoblamiento de esta entrada con ajardinamientos e iluminación”.

El plazo de ejecución de las obras en su conjunto es de un año, aproximadamente, ya que primero deberá reforzarse la ladera y posteriormente comenzarán los trabajos en la carretera.

José Antonio Guijarro explicó que la longitud de actuación es de un kilómetro: “se reforzará la plataforma de las aceras, se construirá el firme y se llevará a cabo la protección de taludes que impedirá cualquier desprendimiento sobre la calzada”, indicó.  

Dos carriles en cada sentido

            Asimismo, el alcalde de Abarán y el consejero de Obras Públicas presentaron el proyecto de ampliación de la plataforma de la carretera de acceso a Abarán (RM- 513), que pasará de tener un carril en cada sentido a disponer de dos, en el tramo comprendido desde el punto kilométrico 1 hasta la intersección con la carretera que comunica Cieza y Abarán (RM- 512).

            El proyecto, que ha sido redactado por el Ayuntamiento de Abarán, incluye también la edificación de nuevas aceras, la instalación de la señalización necesaria y la construcción de aparcamientos en el tramo existente entre la glorieta de intersección con la carretera RM- 514 y la conexión con Avenida de Cieza.

            Las obras, que proporcionarán una mayor seguridad y fluidez en los accesos al municipio, tienen un presupuesto total de 788.591 euros, que será financiado en un 90% por la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio con 709. 732 euros, mientras que el Ayuntamiento de Abarán aportará el 10% restante.

            Otra de las mejoras llevadas a cabo por la Consejería, a través de la Dirección General de Carreteras, en los accesos a la población y con una inversión de 233. 160 euros son las realizadas durante el pasado año en la RM- B17, que conecta el municipio con Blanca y que consistieron en la rectificación de curvas y la separación de 600 metros de la calzada de una zona proclive a registrar caídas de tierra o piedras, así como en la mejora de los accesos a propiedades colindantes y del sistema de drenaje.