RUTA DE LAS NORIAS

    Las Norias datan de la época árabe y se utilizaban y se sigue utilizando para elevar agua a canales más altos y así poder regar tierras en las dos orillas del río. Esto mejora el cultivo de las huertas de Abarán, que todavía sigue cultivando hortalizas, verduras y cítricos para el consumo.

     

    NORIA GRANDE  
     

    La Noria Grande data de 1805 y tiene fama de ser la mayor de Europa. Se encuentra situada en el Parque de las Norias (Av. Contitución). Con 11,92 metros de diámetro, eleva 25 litros de agua por segundo, regando 155 tahúllas*.  Esta noria fue reconstruida en 1951 por encargo de la Comunidad de Regantes bajo la dirección del maestro Nicomedes Caballero. Realizada en hierro dulce y madera, está situada en un entorno natural, caminos de huerta situados en el margen izquierdo del río Segura. El montaje previo se realizó en el ruedo de la Plaza de Toros. En sus muros existe una botella de cristal que contiene los nombres de todos los que participaron en su construcción.

     

     

     

    * Una tahúlla equivale a 11 áreas y 18 centiáreas de superficie, unidad de superficie común en el Sureste de España.

    EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LAS NORIAS

    Para el antropólogo Caro Baroja, quizá haya que buscar en las enseñanzas y experiencias de Arquímedes la noción de que el agua pueda dar movimiento y ser elevada por una rueda. Hay quien afirma que los que proyectaron el ingenio fueron los griegos, proliferando en el Imperio Romano y que luego fueron difundidas hacia Oriente y Occidente por los árabes. Pero puede haber sucedido que la aparición de las norias haya sido el resultado de la experiencia técnica adquirida por aquellas civilizaciones que tenían en el dominio del agua su fuente de vida.

    EL PROBLEMA DE LA TERMINOLOGÍA

    Lo que los murcianos llamamos norias, otros llaman azudas, en referencia a la necesidad de construir una presa o azud en el río para derivar agua hacia ellas. En ocasiones también se ha llamado a las norias Ruedas de Corriente Baja, denominación que procede de la fuerza que lo mueve.